Compartir este artículo en:



Ventajas de la orientación escolar

La infancia y adolescencia es una etapa en la que se comparte la gran mayoría del tiempo junto a la formación académica. Desde el inicio de la educación primaria hasta finalizar la secundaria, todos los niños y jóvenes viven momentos en los cuales se sienten perdidos, sin saber qué hacer para prepararse ante el futuro, o siquiera pensar en preocuparse por ello.

Debido a esta frecuente situación, muchos sistemas educativos han implementado sistemas de orientación escolar, que presentan importantes ventajas al permitir a los estudiantes participar en un conjunto de actividades destinadas a complementar su desarrollo personal, mientras cumplen con su formación educacional.

ventajas de la orientación escolar

La orientación escolar es un proceso que todos los estudiantes, de cualquier edad y nivel educativo, disfrutan con el objetivo principal de comprender su rol fundamental como miembros de una sociedad y conseguir su adaptación dentro de la misma, en paralelo con el desarrollo de su formación académica.

Este proceso forma parte de las estrategias que pueden aplicarse durante la preparación académica de todo individuo, desde el comienzo de su niñez, en la que deben involucrarse tanto los maestros como los padres, en pro de lograr un estado óptimo de todas las capacidades psicoanalíticas del joven, de manera que este sea capaz de integrarse positivamente a la sociedad a la que pertenece.

En este sentido, la orientación escolar también es un derecho al que todos los alumnos deben acceder, constituyendo un conjunto de actividades que complementan la enseñanza formal tradicional y así puedan optimizar su rendimiento escolar, lo cual deriva en un tránsito eficiente y de calidad durante el tiempo que permanezcan en la escuela.

Además, la orientación escolar está especialmente vinculada a la decisión que los jóvenes toman a medida que se acercan al momento de elegir su profesión u ocupación, por lo que la correcta aplicación de este proceso a lo largo de los años les otorgará grandes ventajas, para que ellos sean capaces de decidir la carrera profesional donde se sentirán más a gusto y podrán aportar lo mejor de sí mismos.

Objetivos de la orientación escolar

Para que los centros educativos logren una correcta aplicación de la orientación escolar, se debe tener en cuenta una serie de objetivos para los cuales esta ha sido diseñada. En primera instancia, los docentes asumen el proceso de orientación escolar como algo propio e innato, aún cuando exista una oficina en las escuelas que se encargue de su ejecución.

La orientación escolar propicia también la posibilidad de conocer profundamente a todos los alumnos de un centro educativo, considerando que cada uno de ellos es único. Este objetivo otorga la posibilidad, tanto a los orientadores como a los maestros, de crear estrategias que puedan satisfacer las necesidades individuales de cada joven con la idea de lograr una detección de motivaciones, aspiraciones, conocimientos e intereses comunes y convertir los procesos educativos en herramientas integrales, dirigidas a toda la comunidad estudiantil.

En consonancia con esto, para los alumnos con necesidades educativas particulares, que tengan dificultades de aprendizaje y que requieran una atención especial, la orientación escolar persigue que sean atendidos de manera óptima y procurando una total integración con el resto del alumnado; esto también representa una ventaja para ellos en relación al desarrollo y fortalecimiento de sus relaciones sociales.

Además, el proceso de orientación escolar permite el acompañamiento por parte del orientador a los alumnos a lo largo de toda su formación académica, para poder evaluar su evolución y desempeño en el ámbito escolar. En este aspecto, la orientación es una modalidad para la detección de las nuevas necesidades que van surgiendo a lo largo del tiempo, para de igual manera ayudarlos a resolver los problemas que surjan en determinadas circunstancias.

En otro orden de ideas, la orientación escolar es aplicada como enlace entre las instituciones educativas y los familiares de los alumnos, con la intención de integrar a la escuela y a la familia en un mismo fin: el bien del joven. Este objetivo no significa únicamente hacer saber a los familiares la situación en la cual se encuentre el estudiante, sino también involucrarlos en su proceso de desarrollo, para colaborar juntos en su formación.

Finalmente, en el ámbito extraacadémico, la orientación escolar también funciona como mediadora en los conflictos personales que pueda tener un alumno en determinado momento y no se relacionen con su situación académica. En muchos casos, los jóvenes transitan por una pubertad y adolescencia complicada, aspecto totalmente normal en esta etapa de la vida, por lo que este proceso proporciona una alternativa psicopedagógica ideal para encontrar solución a los problemas de la vida.

Ventajas de la orientación escolar

Para cada individuo, la orientación escolar tiene una serie de ventajas que garantizan su formación académica completa, desde un punto de vista global, que involucre no solo una mejora de su rendimiento sino también el aumento de la satisfacción consigo mismo y su integración a la sociedad.

Estas ventajas pueden ser desglosadas de la siguiente manera:

  • Total conocimiento del alumno, con una completa comprensión de sus necesidades básicas e individuales, así como sus intereses, valores, actitudes y aptitudes, que permitan el apoyo requerido para su desarrollo pleno.
    Esta es una gran ventaja porque el personal educativo, maestros, padres y representantes pueden estar plenamente seguros de conocer a la perfección cada una de las necesidades del alumno, para así brindarle el apoyo requerido y ajustado a sus necesidades.
  • Seguimiento personalizado a lo largo de su formación académica, con el objetivo de actuar preventivamente ante la aparición de trastornos que dificulten su vida. De esta manera, el joven tendrá la posibilidad de contar con el apoyo que sea necesario al momento de atender cualquier tipo de dificultades que se presenten en determinadas circunstancias.
  • Atención ante las necesidades especiales y dificultades más serias, es decir, el correcto acompañamiento en el caso de que el alumno presente necesidades educativas específicas y que requieran de una atención especial. Este punto ofrece una indiscutible ventaja a todos los jóvenes que padezcan trastornos de la personalidad, hiperactividad o dificultades de aprendizaje, para quienes la orientación escolar provee el ambiente adecuado y propicio para su desarrollo personal.
  • Ajuste de la enseñanza a las necesidades individuales de cada alumno, que le permitan integrarse con su entorno, no solamente dentro del aula de clases, sino también en todos los espacios de su vida, lo cual proporciona la ventaja de convertir al joven en una persona capaz de adaptarse en cualquier ámbito, ya sea el escolar o social.
  • Integración con su familia, la cual constituye el núcleo básico de la sociedad. La convivencia en armonía con los miembros de su familia, en especial con sus padres, es la principal fuente de apoyo a la que cualquier joven puede acudir en caso de necesitar ayuda, por lo que esta representa una ventaja para su desarrollo personal.
  • Convivencia armónica dentro del aula de clases, gracias a las herramientas proporcionadas por el proceso de orientación escolar, con las que se logra un clima adecuado para la adaptación de todos los alumnos.
  • Apoyo en el tránsito entre ciclos académicos, que facilite la adaptación del alumno ante los cambios de períodos que ocurren durante la etapa educativa, por ejemplo, entre la educación primaria y la secundaria.
    Para nadie es un secreto que los cambios de ambientes escolares representan, en la mayoría de los casos, una situación traumática para la mayor parte de los jóvenes que transitan estos escenarios. Con la orientación escolar se busca brindar un ambiente de tranquilidad e integración en el que los alumnos puedan adaptarse a su nuevo entorno académico, con la menor cantidad de consecuencias negativas posibles.
  • Mediación y resolución de conflictos entre el alumno con sus compañeros de clases, profesores, miembros de su familia o incluso consigo mismo.

Ventajas tecnológicas que favorecen la orientación escolar

En tiempos actuales, en los que las nuevas herramientas tecnológicas y las TICs se han apoderado de muchos de los procesos del mundo entero, la orientación escolar tampoco escapa de aprovecharse de ellas. La implementación de estas herramientas dentro de las aulas de clases ha abierto un amplio compás de posibilidades para hacer de la orientación educativa una experiencia diferente y más amigable.

Los jóvenes de hoy en día ya se encuentran bastante familiarizados con el uso de las TICs, por lo que estas pueden convertirse en aliadas de los orientadores para determinar nuevas formas de aprendizaje que será proporcionada a los alumnos, creando así también nuevos ambientes educativos.

Actualmente, las soluciones tecnológicas se encuentran al alcance tanto de los alumnos como de profesores, maestros, orientadores, padres y representantes que tienen la oportunidad de aprovechar las ventajas que la tecnología ofrece para acercarse aún más a los alumnos, por medio de plataformas, redes y aplicaciones que hacen de la experiencia orientadora algo no solamente más entretenido, sino también más rápido e intuitivo.

En este mismo sentido, Internet es una herramienta tecnológica que igualmente brinda un conjunto de ventajas y facilidades que pueden ser aprovechadas por los procesos de orientación escolar, especialmente el aprovechamiento de escenarios a distancia, que hagan de este proceso uno más cómodo para todas las partes involucradas.

Además, el acceso a la información prácticamente al instante es otra ventaja de la tecnología, especialmente la búsqueda de nuevos parámetros, estrategias y datos que sirvan tanto a orientadores como a los alumnos para integrarse más fácilmente entre sí. Adicionalmente, esta ventaja de mantenerse informados prácticamente al instante permite también la disposición de canales de comunicación que faciliten el acompañamiento a distancia y seguimiento prácticamente en todos los momentos que sean requeridos, sin la necesidad de que todos los involucrados en el proceso de orientación se encuentren presentes en el mismo lugar y al mismo momento.

Orientación permanente

La orientación escolar constituye una herramienta valiosa, con la que se asegura el apoyo necesario que los alumnos de cualquier centro educativo requieren para disfrutar de un desarrollo pleno de sus habilidades y capacidades, no solo en el ámbito escolar sino también en las demás áreas de su vida, especialmente las relacionadas a su familia y su aporte a la sociedad.

Es por esto que la orientación escolar debe actuar de manera permanente en las instituciones educativas. La dedicación constante del orientador, en conjunto con los maestros y familiares del alumnado, contribuye a la frecuente adecuación de las estrategias de apoyo ofrecidas a los estudiantes para complementar su formación académica.

En definitiva, la orientación escolar no debe ser considerada un proceso con acciones puntuales o temporales, sino que más bien debe ser visto como un proceso continuo y completamente vinculado a todo el sistema educativo. Gracias a este, los alumnos que gocen de sus beneficios, tendrán también la ventaja de asegurar el éxito en su futuro, porque serán capaces de tomar las decisiones correctas en cualquier circunstancia en la que necesiten resolver algún problema en sus vidas.



Autor: © PSIGUIDE